Facultad apoya a familias para mejorar el rendimiento académico en primaria
Miércoles, 09 de Agosto de 2017 10:19

El involucramiento de las familias en el proceso de aprendizaje es fundamental para el éxito escolar

El proyecto hace dos convocatorias anuales, por semestre por periódicos nacionales.

nayibetabash
Profesora Nayibe Tabash Blanco coordina el proyecto de acción social.

Desde el 2013 la profesora Nayibe Tabash Blanco impulsa y coordina el proyecto de acción social que colabora con padres de familia que tienen hijos en edad escolar, ofreciendo asesorías personalizadas para dar seguimiento al progreso de las y los estudiantes en la educación primaria.

Según comenta la profesora Tabash, esta iniciativa nació a raíz de llamadas y solicitudes de padres de familia a la Sección de Educación Primaria de la Escuela de Formación Docente, que buscaban un apoyo adicional en el proceso de aprendizaje de sus hijos y que manifestaban requerir de ayuda para el proceso de aprendizaje de los mismos.

La respuesta a estas solicitudes fue el proyecto: Asesoría Pedagógica para la atención de los procesos de aprendizaje en la etapa escolar, que nació con el objetivo de fortalecer y acompañar el papel de los padres de familia en el proceso de aprendizaje durante la escuela; en primera instancia porque se valora el aporte que puede dar la familia al proceso formativo y además porque la carrera no cuenta con la infraestructura y recursos para atender directamente a los niños y niñas.

Desde sus inicios, el proyecto ha atendido a más de 400 padres, madres y encargados del cuidado de estudiantes. Mayoritariamente son personas provenientes de la GAM, pero su coordinadora destaca que se han recibido personas de todo el país, inclusive de zonas lejanas de Guanacaste. También se ha atendido a población inmigrante, casos de centros educativos públicos y de personas provenientes del sistema educativo privado.

En cuanto requisitos solo es necesario que las personas encargadas tengan la primaria completa (que puedan leer) y que tengan acceso a un dispositivo electrónico (computadora , celular o tableta) para que reciban el material didáctico y se mantengan en comunicación con la coordinadora del proyecto; sin embargo esto no es un impedimento, si no lo tuviesen, nada más deben presentarse más seguidamente a las asesoría. La profesora Tabash comenta que en una ocasión participaron 10 padres de familia que no sabían usar Internet, entonces se les ofreció un taller para que pudieran proseguir con el proyecto.

La amplia variedad de población alcanzada, el impacto e importancia de este proyecto se debe en parte a que no tiene requisitos que limiten la atención (inclusive es gratuito). Pero principalmente su éxito se debe a la constancia y el compromiso que tiene la Sección de Educación Primaria de la Facultad de Educación en mantener una iniciativa que vela por las necesidades educativas de las familias costarricenses.

Estudiantes-de-Primaria.-ODI-UCR

Fotografía ilustrativa. ODI - UCR

¿En qué consisten las tutorías?

El proyecto ofrece asesorías personalizadas y tutorías a padres, madres y personas encargadas de estudiantes de primaria que han detectado necesidades en estos niños y niñas relacionados con su aprendizaje y su rendimiento escolar.

Debido a la edad y el proceso de formación, hay temas que han sido más recurrentes en estas asesorías, relacionados principalmente con el proceso que se sigue en el sistema educativo.

Se trabaja en técnicas de estudio, comprensión de lectura, el proceso de lecto-escritura desde primero a sexto año y manejo de límites tanto en el aula como en el hogar. Así mismo, su coordinadora señala que muchas veces los padres de familia necesitan prácticas para los temarios de examen, en ese caso también se apoya esa necesidad y se les comparte material de apoyo.

La dinámica que sigue este proyecto propone trabajar con la persona encargada del estudiante para que esta a su vez trabaje directamente con el niño o niña. El proceso inicia con una entrevista individual que es seguido de una serie de las tutorías, generalmente individuales ya que respetan las necesidades de cada estudiante; en casos especiales si hay elementos relacionados entre las personas participantes se pueden hacer sesiones grupales, pero esto es poco común según Tabash Blanco.

Luego de la primera entrevista, se hacen recomendaciones iniciales y se diseña una propuesta particular que supone sesiones presenciales con los padres o encargados, así como tareas y asesorías virtuales (vía correo electrónico) donde se les comparte material de acuerdo con las metas particulares. Posteriormente se espera un periodo para ver los avances que haya tenido el niño o niña, y se vuelve nuevamente al ciclo de tutorías que es calendarizada por todo el año lectivo.

La duración de estas tutorías y acompañamientos depende totalmente de las necesidades de cada caso; por ejemplo, a inicios de 2017 se atienden los casos de 20 estudiantes que pasaron a segundo grado sin saber leer, nada más saben decodificar, señala la profesora Tabash; por lo tanto estos casos son citados, se les comparte material electrónico y se da seguimiento a su progreso desde marzo, luego se les brinda la asesoría individual. En estos casos el proceso es similar por la necesidad que los reúne, pero no necesariamente todo el proceso es igual.

Hasta el momento la tendencia ha sido atender casos de escolares de primer y segundo grado, donde se trabaja principalmente el tema de lecto-escritura, que va más allá del proceso de decodificación y se centra en la comprensión lectora.  En cuarto, quinto y sexto grado se abordan principalmente  técnicas de estudio y manejo de límites, pero también por comprensión lectora y expresión escrita, señala la encargada del proyecto.

 

Trayectoria e impacto exitoso

El tipo de trabajo que se realiza ha permitido que el proyecto sea ampliamente aceptado pues ha permitido trabajar a largo plazo, Tabash Blanco comenta que ha podido trabajar con padres de familia a los largo de la vida escolar de las y los estudiantes, inclusive hay padres de familia que participan en el programa desde el 2013.

Para que este proceso tenga resultados exitosos debe haber un gran compromiso por parte de los padres de familia, que implica acompañar a sus hijos, aplicar las recomendaciones, las metodologías y ejercicios que se les brindan. También es esencial que den la información necesaria a la encargada del proyecto para que esta continúe el proceso.

Entre los grandes aportes e impactos del proyecto, se encuentra el elevar el rendimiento académico del estudiantado y también el involucramiento de los padres de familia y encargados, porque “vuelcan sus ojos a sus hijos” enfatiza la profesora Tabash Blanco.  Esta iniciativa va más allá de ver el rendimiento por notas y valora de forma integral otros aspectos, especialmente la integración de la familia en el proceso de aprendizaje.

Para su coordinadora “la formación se adquiere en el hogar, la escuela no les puede dar todo” por ello, Tabash Blanco destaca que el compromiso es el único requisito además de la persistencia, pues el apoyo a los niños y niñas requiere de paciencia y disciplina.

En este proyecto además de la coordinadora que atiende personalmente las tutorías, colaboran otros docentes de la Sección de Educación Primaria: la profesora Jessica Araya en el área de Español y Gabriela Valverde en la parte de matemáticas.

Queda una gran satisfacción de aportar a más de 400 familias durante la trayectoria del proyecto, a pesar de las limitaciones como poco espacio físico para atender las tutorías y no tener aún asistentes que apoyen las tutorías.

 

Aprendizaje y consejos para el sistema educativo

Con la experiencia adquirida durante los años en que ha estado vigente el proyecto, se han podido observar prácticas y necesidades específicas relacionadas con la educación primaria.  Algunas de las necesidades educativas recurrentes en estas tutorías podrían trabajarse en parte desde el abordaje en las aulas; sin embargo Tabash Blanco enfatiza nuevamente en que el hogar siempre debe estar presente con un rol activo en proceso de formación.

La especialista, reconoce que debido a que el quehacer docente está tan enfocado en cumplir con requerimientos y gestiones, proyectos y planeamientos se ha desviado un poco la atención hacia aspectos más administrativos que pedagógicos. Esto lamentablemente ha podido incidir en las dinámicas que se presentan en las aulas. A pesar de esta realidad, señala que se pueden hacer pequeños cambios en aras de apoyar el aprendizaje.

Por tanto más bien se hacen sugerencias y observaciones desde las necesidades detectadas en estas tutorías y asesorías, que van enfocadas en la diversificación de metodologías en las clases.

Para la docente encargada es  importante retroalimentar los conceptos, o lo que se conoce hoy como los conocimientos, que tiene que aprender el estudiantado. En ocasiones es fundamental abordar los contenidos de forma procesal (inicio y final)  y usar estrategias motivadoras para los alumnos.

Además, una de las sugerencias que más destaca la académica que coordina el proyecto es ver el libro de texto como un acompañante al cierre del proceso formativo, verlo como un instrumento colaborador del proceso didáctico, pero no como un fin o como el único elemento didáctico para desarrollar una clase. Puesto que se ha observado durante estas asesorías una tendencia por depender de los textos educativos para abordar los contenidos de la clase.

También es muy importante valorar e impulsar que el ambiente de aprendizaje sea un espacio de respeto y de sana convivencia, porque esto facilita los procesos de aprendizaje. Se han visto casos durante las tutorías en que las necesidades de los niños están relacionadas con ambientes menos favorables o hasta irrespetuosos.

Y para las familias y encargados de niños y niñas en edad escolar es importante seguir logrando el  vínculo padre/madre-niño/a, puesto que una relación afectiva definitivamente impacta de manera favorable el proceso educativo, rescata  Tabash Blanco, que es especialista en educación primaria. 

Además la universitaria reiteró que el interés de las familias es primordial y que se debe entender que tener hijos en edad escolar requiere de compromiso y entrega para que el aprendizaje sea eficaz y eficiente.

El éxito del proyecto

Este proyecto se ha diferenciado porque atiende una población a veces un poco olvidada por el sistema educativo; hay atención al estudiantado, capacitaciones a los docentes, asesores, directores pero los padres de familia pocas veces cuentan con espacios para involucrarse en el proceso formativo de sus hijos.

Como proyecto de acción social parte del hecho de que los padres, madres y encargados de escolares son una población estratégica,  porque es la contraparte del centro de estudios.

El éxito de esta iniciativa se ha debido a la combinación y compromiso de todos los involucrados, universidad, Sección de Eduxcación Primaria, trabajo de la coordinación y por supuesto el compromiso de los padres, madres y encargados de los estudiantes de primaria.

 

Notas relacionadas:

 

http://www.lateja.cr/nacional/papas-y-ucr-hacen-mancuerna-por-el-aprendizaje-de/QEGAR7QBV5AWJBIEMODZBLAQXY/story/


http://www.elpais.cr/2017/05/18/ucr-brinda-asesoria-pedagogica-a-familias-con-hijos-en-educacion-primaria/

 

M.T.E. Karol Ríos Cortés
Comunicadora, Facultad de Educación, UCR



Compartir: