Proyecto pionero de la Facultad de Educación ha trabajado más 15 años promoviendo la convivencia escolar
Jueves, 27 de Abril de 2017 13:03
Capturacurso
Curso virtual Manejo de la Disciplina

El proyecto de Manejo de la Disciplina nació como iniciativa tras un proceso de investigación multidisciplinaria (Percepción y manejo de la disciplina en el aula) que encontró una gran necesidad en el tema del manejo de la disciplina en las aulas costarricenses.

Según su coordinadora, la Dra. Carmen Cubero Venegas, esta amplia trayectoria ha representado un continuo aprendizaje que ha permitido afinar la propuesta del proyecto y confirmar su éxito, pues ha impactado a miles de docentes dentro y fuera del área metropolitana, abriendo espacios de interacción y manejo del tiempo con profesores y personas implicadas en ambientes educativos.

Actualmente el proyecto ofrece tres modalidades: curso presencial, curso bimodal y la oferta totalmente virtual, que ha sido innovadora no solo por el tema, sino por ser la primera iniciativa de este tipo en la Facultad de Educación, señala Cubero Venegas.

En el caso de la modalidad presencial, se atiende a centros educativos de atención prioritaria debido a la importancia de estos temas (disciplina y convivencia) para la atención del estudiantado y de la cotidianidad de la docencia. También se ofrece apoyo a cursos de la Facultad de Educación, sobre todo los enfocados en práctica docente, pues los y las estudiantes pronto se encontrarán con diversas situaciones en las aulas y al verse inmersos en esas realidades requieren de herramientas, estrategias y el apoyo para su mediación pedagógica.

Este proyecto visibiliza la práctica del profesorado y su influencia en la disciplina y la convivencia escolar; por ello enfatiza y reflexiona acerca de la práctica docente, en el aprovechamiento del tiempo y las prácticas interiorizadas en las dinámicas de aula. Para que los y las docentes sean promotores de convivencia y al mismo tiempo sin saberlo no incentiven dinámicas de aula que puedan desembocar en comportamientos inadecuados.

Es importante destacar que a lo largo de los años, la iniciativa ha sido enriquecida por los propios participantes, cuyas inquietudes y experiencias han sido retomadas por el equipo del proyecto para incluirlas como formas de fomentar la convivencia y el respeto en las aulas. Es así como dentro del curso se abordan temas específicos de las instituciones, situaciones particulares y ejemplos que servirán de referencia.

 

 

Dejar de lado un sistema que sanciona o castiga

A pesar de que el Ministerio de Educación Pública (MEP) cuenta con protocolos y propuestas alrededor del tema de manejo de la disciplina, este proyecto es una alternativa para el desarrollo de competencias y de formación profesional para el sistema educativo, que va más allá de la política de sanción y aborda de forma integral las diversas situaciones que puedan presentarse, reenfocando la visión hacia estudiantes, que en lugar de ser sancionados sean vistos como susceptibles de mejora, pensando siempre en el mejoramiento de su calidad de vida.

2014-10-30_12.42.18_-_copia
Profesores en taller presencial. Escuela San Felipe de Alajuelita.

Al fomentar el desarrollo humano se recupera la calidad de vida y mejoran los resultados de convivencia, es decir hay un trabajo cualitativo, con una visión amplia de las responsabilidades en un marco real de valores, destaca su coordinadora.

Por lo anterior, los cursos se enfocan en un abordaje integral que incluye a todos los actores del contexto educativo: docentes, padres de familia, orientadores, personal administrativo, instalaciones físicas y personal operativo de los centros educativos.

 

Experiencias en los cursos

Para el prof. Osvaldo Murillo, docente a cargo, el curso destaca porque valora el papel del docente, su incidencia y también su responsabilidad. Por medio de análisis de casos, observaciones en el aula, tareas, foros e intercambio de estrategias, soluciones y del trabajo colaborativo, los docentes participantes reflexionan sobre su propia realidad para concretar en acciones docentes que incidan positivamente en el ambiente de aula.

El curso ofrece tres ejes, uno enfocado en la prevención para reducir la frecuencia y la intensidad de los “problemas” de disciplina; otro eje se centra en el desarrollo de un plan de intervención, para que el docente sepa cómo actuar y qué hacer en determinadas situaciones; y un tercer eje trabaja en la corrección; donde el docente se convierte en un acompañante del proceso de sanción y de la formación al mismo tiempo, para que sus estudiantes aprendan y se reivindiquen, no solo sean “castigados”.

En otros palabras, el curso va más allá de dar herramientas y se ha convertido en una opción de formación profesional en cuanto el manejo de la disciplina y la convivencia escolar, porque contribuye a que el profesorado mejore sus habilidades para brindar una respuesta social adecuada ante la cotidianidad de su ejercicio. Según Murillo, las personas participantes dejarán de lado la corriente del control para fomentar y fortalecer la criticidad de los alumnos, por ende mejorar su calidad de vida.

A los largo de los años han sido beneficiados con estos cursos docentes que atienden desde el nivel Conserjes es decir cualquier persona que labore en ambientes  que podrían necesitar apoyo en el tema de convivencia social.

 

Las próximas actividades

Próximamente  el curso bimodal se impartirá en la Región Peninsular, este incluirá 2 sesiones presenciales y una serie de actividades virtuales.

También en los próximos meses el proyecto ofrecerá un curso especial para estudiantes de la Facultad de Educación y ofrecerá becas para reducir el costo de la matrícula. Es muy importante destacar que los cursos finalizan con un certificado reconocido por el Servicio Civil.

Este proyecto está inscrito en el Instituto de Investigación en Educación (INIE) y es dirigido por un equipo multidisciplinario integrado por una sicóloga, un orientador y una especialista en educación preescolar; esta característica le ha permitido ir superando los retos de la virtualidad para crear materiales adecuados, brindar atención personalizada y aprovechar los beneficios de estas modalidades educativas.



Compartir: